Anika entre libros

Un amor de Oriente

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Un amor de Oriente

Título: Un amor de Oriente
Título Original: (Un amor de Oriente, 2016)
Autor: Pilar Eyre
Editorial: Planeta


Copyright:

© Pilar Eyre, 2016

© Editorial Planeta, S. A., 2016

Edición: 1ª Edición: Octubre 2016
ISBN: 9788408161653
Tapa: Dura
Etiquetas: novela basada en hechos reales drama amor personajes célebres Isabel Preysler Julio Iglesias Carmen Martínez-Bordiú época franquista falsas apariencias celos machismo parejas matrimonio prensa rosa años 70 infidelidades control literatura española cantantes
Nº de páginas: 349

Argumento:

Muriel es una joven filipina a la que sus padres envían a España con diecinueve años para que se abra camino; y para apartarla de un amor que consideran poco adecuado y a ella la mantiene encandilada...

En Madrid, la muchacha conoce a un cantante, todavía poco conocido y al que sus escasas tablas sobre el escenario no auguran demasiado éxito, pese a haber destacado en Benidorm y a pesar de que ese porte suyo de hombre bien vestido, sentimental y tristón, incapaz de mover las manos en el momento de actuar y que perdió la ocasión de jugar a fútbol en el Real Madrid a causa de su cojera, encandila a muchas mujeres.

Muriel se queda embarazada de ese cantante, al que en realidad solo ha visto unas pocas veces y apenas conoce... No le queda otra que casarse. Pero el día de la boda la chica es un paño de lágrimas.

¿Os suenan los protagonistas? Nos dice la autora algo así como: "La obra es una ficción y todo parecido con la realidad pura coincidencia... O no."

A modo de ficción y cambiando el nombre de los personajes principales, Pilar Eyre ha escrito una novela basada en la relación de Isabel Preysler y Julio Iglesias, desde su encuentro al trasladarse ella a España hasta que el pareja se rompió.

 

Opinión:

 

Este es uno de esos libros que acepté leer sin mucho entusiasmo previo. Ni me va la prensa rosa ni los protagonistas de la historia me resultan especialmente interesantes. Pero admito que Pilar Eyre ha conseguido captarme en la primera página y no he podido dejar de leer.

No me cabe duda de que "Un amor de Oriente" ya cuenta desde su publicación con un potencial público, muy abundante, ávido por descubrir detalles de una pareja tan popular, y de poder hacerlo gracias a la pluma de quien conoce el tema. La autora, además de periodista, escritora y escritora de investigación, colaboró en su momento con la revista Lecturas, de modo que posee bastante información y conoce anécdotas, esas que no siempre se pudieron publicar.

La obra es un día a día de soledad y decepción, la que siente la joven Muriel casada con un hombre que vive por y para abrirse camino, es celoso, posesivo, machista, cautivador en determinados momentos, en esos en que le jura que la ama y la colma de regalos... Pero no le permite que lo acompañe en sus giras y, si lo hace, no puede salir del hotel, ni siquiera de la habitación, no la presenta a nadie y la obliga a ocultarse en el baño si los camareros sirven algo. Dice protegerla de miradas ajenas a causa de su belleza, la intenta convencer de que esa vida esclava en una jaula de oro es por su bien, para resguardarla como un tesoro... Y cuando Mauriel se queda en Madrid mientras él va de giras pretende que ella lo espere en casa, que no salga ni se relacione... Eso sí, él va saltando de "flor en flor" con total impunidad y la excusa de que ese trabajo lo lanza a la fama... Y es que, en definitiva, encarna esa idea retrógrada y conservadora de que el hombre "es como es" y la esposa ha de actuar en todo momento como perfecta esposa y madre.

La suegra de Muriel, una mujer amargada a causa de las continuas infidelidades de su marido, era profundamente conservadora y, como él, adicta al franquismo; de modo que le tocó "tragar" con ese matrimonio de su hijo porque fue de penalty y había que guardar las apariencias. Pero jamás aceptó a su nuera y hasta le impuso una asistenta de hogar que, en definitiva, actuaba como celadora y espía.

Es increíble la cantidad de anécdotas que Pilar Eyre, amparada en la ficción, ha conseguido desvelar.

Y es importante cómo define a su protagonista que, bajo la apariencia de fragilidad y desamparo, está descrita como una mujer ambiciosa que conoció el lujo, el dinero a manos llenas y el estatus social, que se supo atractiva y acabó por utilizar su fama como "consorte de..." para acercarse a quienes pudieran permitirle una existencia regalada, pasando de una engañosa ingenuidad a la trepa que sabe rodearse de lo que le conviene con objeto de procurarse buena vida.

A mí, personalmente, me ha gustado conocer la relación de Muriel con Carmen Martínez-Bordiu, esa "nietísima" que se casó (también de penalty) y fue amiga íntima de la primera. Las reuniones de jóvenes amigas en El Pardo, la distancia que marcó la nieta de Franco con sus compañeras cuando se prometió con Alfonso de Borbón y pensaba que sería princesa, las confidencias a escondidas... Para los que hemos conocido la España franquista y asistido a los devatares de esa Dictadura, algunas anécdotas resultan muy interesantes. Y en esa línea: Saber que "Muriel" fue trasladada a Portugal para parir a su primera hija y poder etiquetarla de sietemesina (cuando pesó cuatro kilos) y que ese trance lo pasó completamente sola, sin su familia ni marido-cantante apoyándola, es significativo; como lo es que el primer hijo de la nieta de Franco (también con cuatro kilos) fuese otro "sietemesino". La ignorancia, real o presupuesta, del "pueblacho" permitía jugar a ese despiste inverosímil. Aquella era esa época de la España-profunda en que lo importante era guardar las apariencias y criminalizar a todo desventurado por sus devaneos, pero mostrarse ante los demás como intachable si el dinero y el estatus podían permitirlo. Prevalecía el "qué dirán" y había que aparentar lo más adecuado a ojos de la moralina impuesta, el régimen y la Iglesia.

Me ha gustado el libro, ya lo he dicho. Y si me ha gustado a mí, que no siento el más mínimo interés por la prensa rosa ni la menor simpatía por Isabel Preysler ni Julito Iglesias, debo aceptar que Pilar Eyre ha hecho un buen trabajo como novelista.

Ahí lo dejo.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar