Anika entre libros

Teseo en llamas

Ficha realizada por: Belén Flores
Teseo en llamas

Título: Teseo en llamas
Título Original: (Teseo en llamas, 2024)
Error loading MacroEngine script (file: ObtenerAutoresResenya.cshtml) Editorial: Ediciones del Viento


Copyright:

© Beatriz Alcaná, 2023

© Ediciones del Viento, 2023

Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Enero 2024
ISBN: 9788418227509
Tapa: Blanda
Etiquetas: familia dolor fantasmas sobrenatural gótica narrativa libros ilustrados libros premiados literatura española Madrid monstruos novela demonios miedo tragedia venganza celos años 50 obsesiones traición mentiras odio novela psicológica relaciones familiares suspense psicológico
Nº de páginas: 274

Argumento:

En el otoño de un 1950 lluvioso y sombrío, Berta, una muchacha de diecinueve años, llega a Madrid para trabajar como manceba en la farmacia de un tío suyo al que no ve desde hace años. Lo hace tratando de escapar de un ambiente opresivo, pero lo que encontrará con esa nueva familia, de la que en realidad sabe muy poco, será aún más atroz.

Libros prohibidos, amores no correspondidos, secretos crueles, un crimen brutal, un primo díscolo del que nadie quiere hablar, y una mujer atormentada que purga noche tras noche sus pecados más inconfesables, aguardan a Berta en el desván de una casa en la que nunca debió entrar.

Beatriz Alcaná recoge el testigo de Mary Shelley, de Bram Stoker, de Oscar Wilde, y le imprime un aire de folletín gótico refinado que hará las delicias del lector de sus predecesores.

XXVII Premio de Novela Ciudad de Salamanca.

 

Opinión:

 

Diciembre de 1951. Una noticia: la muerte de uno de los personajes; causa: un accidente en su establecimiento.

Un acontecimiento macabro nada más comenzar al que le sigue un primer capítulo y un primer párrafo con la presentación de alguien que se considera a sí misma "nadie", con una existencia hostil, llena de complejos y miseria. Esta es Berta, una joven de 19 años recién llegada a la estación de Atocha de Madrid huyendo de su casa, de una infancia de vejaciones, golpes y humillaciones; avergonzada de sus propios padres y, sobre todo, de la compasión que podía provocar en los demás. Pero no iba a conformarse con el papel de víctima y algún día escaparía. ¿Cuándo? En el otoño de 1950. ¿Dónde? A Madrid, a trabajar como ayudante en la farmacia de su tío Pedro.

La familia en la que se cobijaría tampoco era, digamos, ejemplar. Berta está a punto de salir de su miserable vida para entrometerse en la no menos miserable de los otros, y dispuesta a contarnos sus historias: la casa de la calle Justa, la vida de su tío Pedro, Fedra, su segunda mujer, y Román, el hijo del primer matrimonio de Pedro. ¿Quiénes son ellos?

Pedro, un hombre taciturno, distante, con carácter retorcido, de naturaleza malvada, oscuro, tenebroso, de mirada gris. Se dice que "si te asomas a los ojos de otra persona desnudas tu alma ante ella"; ese fue el gran error de Berta hacia su tío. Fedra, una mujer con una mente atormentada; entró en una casa que era una familia antes de que ella se uniera, sintiéndose siempre como un satélite que orbitara, como una entrometida que ocupaba el hueco de otra; una desgraciada que se había casado con un hombre al que no amaba para acabar cayendo en las garras de un auténtico demonio y llevarle a la ruina moral más absoluta. Román, primo de Berta; un hijo díscolo, libertino, interesado en las leyendas de los chamanes que decían poder descender al inframundo y regresar a su voluntad; fascinado por el tema de la muerte y en desafiar la ley de la naturaleza y la de los dioses, algo heredado por las historias de su abuelo Gabriel Egeo en Cuba, cuya historia también conoceremos; "sus ojos eran el puro reflejo del mal". Gabriel Egeo, padre de Pedro y abuelo de Román, cuya historia en Cuba quizá necesitemos conocer para entender el presente.  ¿El horror vivido por los antepasados se hereda?

Berta hurgará hasta el fondo en la vida privada de esta extraña familia, la de los vivos, la de los muertos, y la de ella misma: secretos, odios, traiciones, mentiras, castigos, venganzas, alegrías por las desgracias ajenas, aunque solo sea en el sentido de ser un consuelo estúpido de no ser los únicos a los que le van mal las cosas. La historia la conoceremos con saltos en el tiempo como si de un rompecabezas se tratara, que iremos encajando hasta completarlo. Y envuelta con elementos propios del estilo de la novela gótica: una atmósfera gris tanto en los escenarios de interior (la casa, la farmacia, habitaciones cerradas, ruidos que no sabemos de dónde salen), como el exterior (una climatología gris, lluvia, violencia, matanzas sanguinolentas, elementos sobrenaturales que escapan a la razón, etc.)

¿Cuáles son los motivos que nos llevan a ocultar algunos acontecimientos?  Al final todos los secretos quedarán desvelados, los pensamientos privados de los personajes, las buhardillas desmanteladas, los libros leídos, las cartas ocultas descubiertas, las habitaciones abiertas. Y lo que descubriremos a través de la piel de Berta será aún más horrible y dará más miedo que ese que se convirtió en adrenalina y la empujó a descubrirlo. Cómo nos gusta escarbar en lo prohibido, en lo oculto de las personas. Quizá debamos aprender que a veces es mejor dejar el pasado en una fantasía sobre la que imaginar: "nunca debiste coger lo que no era tuyo".

No es una historia de fantasmas, sino de muertos en vida, de personajes dominados por sus pasiones más tenebrosas, de mentes maltrechas, atormentados de espíritu, historias vitales incluso censurables, almas desgraciadas que se quedan en un horror que los acompañará siempre; un ambiente que acaba arrastrando a todo el que vive allí y del que la protagonista no se libraría. Berta, ¿será una víctima o verdugo? Una atmósfera que acabará engulléndola en un laberinto de monstruos, sin embargo, del que no desea escapar. El lector tampoco…

"Lo que realmente puede arrastrarnos a convertirnos en un monstruo es no ser capaz de dejar de amar".

Una historia que combina el misterio y el terror psicológico con una historia folletinesca más que recomendable para los amantes de lo oscuro que podemos llevar los seres humanos en el alma, y que le ha valido a su autora el merecido XXVII Premio de Novela Ciudad de Salamanca.

 

Belén Flores

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar