Anika entre libros

Camino de ida

Ficha realizada por: Pilar López Bernués
Camino de ida

Título: Camino de ida
Título Original: (Camino de ida, 2007)
Autor: Carlos Salem
Editorial: Navona
Colección: Navona Negra


Copyright:

© Carlos Salem, 2007

© Terapias Verdes, S.L., 2014

Edición: 1ª Edición: Noviembre 2014
ISBN: 9788416259014
Tapa: Blanda
Etiquetas: acción aventuras humor género negro fantasía filosofía policiaca libros premiados literatura argentina novela surrealismo desierto sexo Marrakech
Nº de páginas: 246

Argumento:

Octavio Rincón se frota las manos cuando Dorita, su tiránica mujer, muere durante la siesta en un hotel de Marrakesh. Las fantasías del protagonista, alimentadas durante más de veinte años ideando diferentes muertes para librarse de la finada, parecen haberse hecho realidad. En un primer momento, Octavio Rincón saborea su libertad, rescata de la memoria el sueño de convertirse en pianista y hasta su sexo crece de tamaño y pasa a ser descomunal… Pero pasada la incipiente euforia, el sujeto repara en algo: La muerte parece violenta, están en Marruecos y él tiene todos los números para convertirse en el principal sospechoso.

Mientras decide qué hacer, Octavio Rincón se encuentra con un tal Soldati, que se presenta como ex guerrillero argentino, empresario y revolucionario. El último se ofrece para ayudarle a deshacerse del cadáver y ahí comienza un trama rocambolesca y un viaje por el desierto, donde aparecen personajes "imposibles": un hippie que dice ser Carlos Gardel y que está dispuesto a matar a Julio Iglesias porque canta algunos tangos que le hicieron famoso y los ha destrozado, una compañía de actores que filman sin película y "graban la vida", un literato propuesto al Nobel, que no ha escrito ningún libro y vive rodeado de sus fans… En medio de esa maraña, Rincón y Soldati son perseguidos por un supuesto agente secreto boliviano y su grupo de matones.

 

Opinión:

 

Carlos Salem es especialista en convertir una novela policíaca en una trama hilarante, y "Camino de ida" sigue ese guión.

No es fácil conseguir que el humor y las situaciones imposibles aparezcan en la medida adecuada, logrando un equilibrio malabarista que no destroce la historia, que haga reír… Porque en ocasiones lo absurdo es tan irreal que se consigue el efecto contrario. En ese sentido, Carlos Salem es un maestro de la pluma.

En esta novela, sin embargo, el autor da un paso más: introduce personajes que existen (Julio Iglesias), que murieron (Carlos Gardel) y hasta se atreve con algunas ideas filosóficas, la más importante la que da título a la obra. La vida la describe como un "Camino de ida"; no se puede mirar atrás ni recuperar esos momentos, todo es un sendero que avanza entre incontables cruces de caminos pero no permite volver al pasado, borrarlo, y vivir de nuevo lo que ya ocurrió.

Carlos Salem también intercala en este libro algunos capítulos en los que el protagonista es Carlos Gardel y escribe en primera persona. Aparecen los inicios del cantante en Buenos Aires, su pertenencia a una familia humilde… y las agotadoras y triunfantes giras más allá del "charco" donde recala en una breve estancia en Barcelona y reflexiona junto al mar junto a un extraño anciano.

La novela posee mucha acción. Es un viaje por el desierto, el Atlas, Marrakesh… buscando el cadáver desaparecido de Dorita (la esposa muerta) y huyendo de un grupo de matones dispuestos a dar caza a Octavio Rincón y a su protector argentino, que se llevaron algo que no era suyo, y a los que consiguen seguir la pista vayan donde vayan.

Los encuentros con los diferentes y estrambóticos personajes repartidos por el desierto, son divertidos y los aprovecha el autor para mostrar lo absurdo de la naturaleza humana, los sueños olvidados y reforzar su teoría de que la vida es un camino de ida.

En definitiva, la novela sigue en la línea personalísima de Carlos Salem pero con una variante. Aquí, no solo ha transformado un crimen o una investigación policial en una comedia hilarante sino que ha introducido fantasía y filosofía

A mí, personalmente, esa mezcolanza no me ha terminado de gustar. He leído unas cuantas obras del autor; todas divertidas, todas desatando la risa… En esta, sin embargo, me he perdido en algún momento ante lo inverosímil, con un Carlos Gardel vivo, por ejemplo, o la fantasía de una nube con forma de Dorita que ve el protagonista en un retrovisor roto que le persigue…, pero también con algún que otro desenlace. El hallazgo de "algo" que no se sabe cómo ha llegado allí y resulta determinante no se explica. Algunas "idas y venidas" también descolocan y cuesta seguirles la pista (o me ha costado a mí).

Lo que sí es cierto es que la risa está asegurada y que "Camino de ida" permite pasar unas horas distraídas y, en ocasiones, hilarantes. Fue ganadora del Premio "Memorial Silverio Cañada" de la Semana Negra de Gijón (2008) y finalista del Prix 813 de la Asociación europea de Literatura Policíaca como "mejor novela extranjera" publicada en Francia.

Pilar López Bernués

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Si te gustó este libro, también te puede interesar...

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar