Anika entre libros

Enemigo sin rostro

Ficha realizada por: Anika Lillo
Enemigo sin rostro

Título: Enemigo sin rostro
Título Original: (Enemigo sin rostro, 2021)
Error loading MacroEngine script (file: ObtenerAutoresResenya.cshtml) Editorial: SM
Colección: Gran Angular


Copyright:

© Manuel L. Alonso, 2021

© Ediciones SM, 2021

Edición: 1ª Edición: Agosto 2021
ISBN: 9788413921938
Tapa: Blanda
Etiquetas: literatura juvenil novela corta relatos recopilatorio de autor 12 años 13 años 14 años 15 años 16 años 17 años terror horror miedo fantasmas acoso espectral secuestros casas encantadas lugares abandonados espíritus maldad intriga misterio asesinatos desapariciones misteriosas sadismo psicópatas amigos vecinos adolescentes adolescencia literatura española
Nº de páginas: 152

Argumento:

Tres relatos de miedo para adolescentes:

-          * Enemigo sin rostro

-          * Abril

-          * El coco

 

Opinión:

 

Si algo sabe hacer bien Manuel L. Alonso es contar historias de miedo para adolescentes, porque cuando las leía pensaba en noches de hoguera y alguien contando esas terribles historias de las que fueron protagonistas o conocían a alguien que vivió aquello, etc. O sea, una reunión de amigos jóvenes contándose historias de fantasmas, muertos, desaparecidos, poltergeist, casas encantadas, trabajos de verano que se convierten en historias de terror, etc.

En "Enemigo sin rostro" los protagonistas son quinceañeros que tienen la idea de hacer una redacción basándose en sus experiencias entrando en una casa que se supone más que misteriosa porque se encontraron restos de cuerpos humanos. Está abandonada y ahí dentro ha desaparecido gente, y, además, una de las chicas ve algo en una ventana. Esta historia en particular es la más completa en cuanto a historia dentro de historia. Al entrar en esa casa empiezan a sucederles cosas a los cuatro jóvenes (dos chicos y dos chicas), pero cosas de miedo de verdad, de darles un buen susto o aterrorizarles en un momento dado, que terminan compartiendo para averiguar que esa casa esconde algo muy oscuro. No es comparable con "It" pero en cierta forma es como un pequeño relato semejante en cuanto a que utiliza la Maldad (en mayúsculas) y el dar miedo con aquello con lo que justamente sufren los protagonistas. Pero esa "cosa" busca algo más que darles miedo, quiere acabar con ellos. Es una historia de terror y maldad oscura y espectral que se esconde tras las vivencias de unos jóvenes, porque estos, además de sus momentos de terror, también viven los de la amistad o la familia. Es la historia más larga de las tres y está narrada en primera persona por uno de los chicos cuando ya es más mayor, recordando, de paso, aquel primer amor que solemos tener todos cuando somos unos críos. Tiene una buena resolución y si el autor se hubiera decantado por hacer una novela de adultos habría sido una gran historia, aunque personalmente me gusta que haya quedado en relato largo porque la forma en que se dirige al público es la adecuada.

En "Abril" tenemos de nuevo a una adolescente que consigue un trabajo de verano gracias a su madre: acompañar a una anciana, cuidar de ella, hacerle compañía… También es una casa que tiene mala fama, en  plan "la casa de la loca". El por qué esta mujer acepta que Paula sea quien haga el trabajo cuando no se relaciona con nadie es un misterio. Misterio que por cierto acabaremos averiguando porque al final cobra sentido. Abril existió, de ahí el título del relato, y Paula vive momentos de terror de los que le hacen pasarlo realmente mal. Sin embargo este tiene un final feliz y compasivo.

El tercero es diametralmente opuesto a los otros, dicho de otra forma: "El coco" da mucho más miedo porque como alguien dijo hay que temer más a los vivos que a los muertos, y en este caso un chaval de quince años acaba topándose con un vecino psicópata y sádico. Es el relato más fuerte de los tres por su intensidad y la historia en sí misma. Es un relato corto narrado en tercera persona, pero más duro que los anteriores.

Los adolescentes que quieran historias de terror a su medida tienen en "Enemigo sin rostro" una buena opción porque la narrativa huye de florituras y se acerca muchísimo al público al que está dirigido.

De Manuel L. Alonso ya leí "Te espero en el cementerio" que es también una recopilación de relatos que, en su momento, ya dije que era ideal para el público juvenil aunque ese constaba de 8 cuentos de lo más variados y yo los disfruté mucho.

El título seleccionado de "Enemigo sin rostro" encaja a la perfección si tenemos en cuenta que en los dos primeros hay seres del más allá, y en el tercero lo primero que vemos del Mal es una careta de Nosferatu que esconde al verdadero ser malvado con el que se topará el joven.

La verdad es que me imagino estas historias con un desarrollo más para adultos y se me cae la baba con el resultado que podría salir.

Si me preguntáis si es adecuado para niños de a partir de 12 años, por ejemplo, os diré que indican que para 15, pero que si estos niños a los que os referís les encanta el terror, entonces son como era yo, y en ese caso les parecerá fascinante. Eso sí, allá luego ellos si tienen pesadillas.

 

Anika Lillo

 

 

 

Frases de esta opinión pueden utilizarse libremente en otros medios para promoción del libro, siempre que no se varíe y se mencionen al autor de la misma y al medio anikaentrelibros.com

¿Te ha gustado? Compártelo:

Comentario de los lectores:

Publicidad
Anika entre libros
Actividad subvencionada por el Ministerio de Cultura
Ministerio de cultura

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar